7 dic. 2008

Ser vegetariana

Últimamente está surgiendo con varios amigos y amigas la conversación sobre el porqué soy vegetariana.

Dejé de comer carne en el año 99. En un principio los motivos que me llevaron a ir suprimiendo la carne fueron de salud: la cantidad de hormonas y demás que inyectan a los animales y que después pasan a nuestro organismo, así como las toxinas que segrega un animal antes de morir y que también pasan después a nosotros. Sentía esas toxinas y hormonas como una carga en mi energía, así que empecé a dejar de comprar carne, pero la comía de forma esporádica si salía de casa y surgía.

Un tiempo más tarde, la reflexión fue más allá. La verdad es que me sentía muy bien sin comer carne (aunque al principio fue difícil dejar de tomar jamón serrano o filetes de pollo), me sentía más "limpia" por dentro, y cada vez que tomaba carne pensaba en el karma, la reencarnación, el sufrimiento del animal... Así que decidí que no quería comer más.

Después de dejar la carne vino el pescado ¿Por qué el pez es menos que la vaca? Ellos también sufren al morir. Así que dejé de tomar pescado.

Cuando conocí a Paris él ya era vegetariano, aunque sí tomaba pescado. Al cabo de un tiempo de empezar nuestra relación, él también decidió dejarlo.

Al hablar del vegetarianismo, mucha gente pregunta: ¿es que una lechuga no sufre? Pues si, claro que sufre. Pero desde mi forma de entender la vida, en la escala evolutiva los vegetales están un peldaño por debajo de los animales; es decir, creo que una lechuga no sufre lo mismo que puede sufrir un cerdo cuando le están matando. Sé que los vegetales también "sufren", pero de algo me tengo que alimentar, y creo que de este modo el sufrimiento que genero y el karma que creo es menor.

Alimentándome como lo hago me siento bien. Me encuentro sana, me encuentro fuerte, y tengo mi conciencia tranquila.

Aún tomamos huevos, ya que de pequeña Ananda tuvo un problema con la vitamina B12 y el huevo es una de las únicas fuentes (aparte de la carne y el pescado) de donde puede salir. Digamos que el huevo es "mi asignatura pendiente".

Cada uno ha de seguir su camino, de elegir aquello con lo que sienta que está en Paz consigo mismo y con su entorno: a mi el ser vegetariana me hace sentirme en Paz, me hace ver de un modo diferente al resto de los seres del Universo, sentir más Amor hacia ellos, más respeto. Creo que ahora soy más consciente del sufrimiento ajeno.

La alimentación es una parte fundamental en nuestras vidas, quizá la más importante. Sin comer es casi imposible vivir (y digo casi porque hay personas que durante algún tiempo se han logrado alimentar de prana). Como se suele decir, creo que muy acertadamente: SOMOS LO QUE COMEMOS. Si comemos animales que han sufrido tanto al morir ¿qué seremos?. Si comemos toxinas y hormonas creadas en laboratorios ¿qué seremos?

Como he dicho, en mi caso no se trata ya de salud, sino de energía. Todos hemos de morir (yo tengo el mejor ejemplo en casa), pero la diferencia para mí está en la energía que nos llevamos al morir, y el karma que arrastraremos después.

Por todo esto, y puede que algo más, no como carne ni pescado. Y me siento bien así.

He encontrado este enlace. Se llama: Ser vegetariano, el primer paso. Quizá a alguien le pueda interesar...

7 comentarios:

marcela dijo...

este tema creo que ya lo hablamos en persona...

es verdad que uno se siente tan limpio sin comer carne!

yo llevo un año muy malo de "carroñera",no mucho pero sí que como... a ver si el 2009 lo logro!

beso

Lau dijo...

No sabes lo bien que me viene esta entrada. Yo llevo tiempo planteándomelo, pero no termino de dar el paso. Hace muchos años que dejé los lácteos y los huevos y, desde hace más o menos uno, no como carne ni pescado en casa, aunque sí los como fuera. Quizás porque priorizo las relaciones por encima de la alimentación, no lo sé.
En todo caso, siempre vienen bien las reflexiones "en voz alta" de los que ya sois vegetarianos...
Un abrazo

zait dijo...

La pregunta de los demás de "¿Y las plantas qué, no las matan también?" es muy típica. Yo siempre les hablo del sistema nervioso, los vegetales no tienen tacto ni sistema nervioso. No sufren al cortarlos, y cuando comes una legumbre, aun tiene vida y esa vida no muere, se une a la tuya. Algo muy diferente del cochino colgado por los pies y clavándole el cuchillo en el cuello, chillando mientras se desangra.

Enhorabuena por pensar en los demás seres sintientes y no entrar en esta rueda que carga negativamente el karma colectivo de la humanidad.

Sandra dijo...

Hay otro motivo para, cuando menos, reducir el consumo de carne: "solidaridad termodinámica". Hectareas y hectareas de soja y cereales plantados con destino exclusivo piensos para animales, que serán cebados en sistemas de producción intensiva.Detrás de un montón de relaciones causa-efecto, se esconde el hambre del sur. Entre otras cosas, por satisfacer el hábito ineficiente energéticamente)de consumir más y más carne, hábito que nos han creado en el marco de un sistema agroalimentario injusto, insostenible,desigual y vergonzoso. El pescado, más de lo mismo. La acuicultura intensiva sigue el mismo patrón de producción, controlado por los mismos, anteponiendo el margen al desarrollo. La alimentación es sólo otra pata del negocio del consumo. Que a gusto me he quedado :)

Mar dijo...

Yo también dejé de comer carne el el 99. El pescado lo he ido dejando poco a poco, confieso que me encanta el sushi...así que ahora sólo como muy de vez en cuando, cada vez menos. Mi asignatura pendiente son los huevos y el queso de oveja y cabra, no puedo pasar un día sin comerlo...creo que tengo adicción, qué se yo. Recuerdo el cambio que di a los pocos meses de haber suprimido la carne de mi dieta... la limpieza duró mucho más. Y Ananda? Come carne? Eric se va a casa de su abuela a comer chorizo... un beso

cristina dijo...

Si, Mar, Ananda tampoco come carne ni pescado y por el momento no tiene ningún interés en ello. Quizá cuando sea más mayor lo pida, pero de momento no le llama la atención.

Sandra, ¡que bien lo has explicado! Esa es otra razón de peso para no comer ni carne ni pescado.

Un beso a todas.

Sailor© dijo...

He ido transitando poco a poco a ser vegetariana. Pero no he pensado en el sufrimiento de los animales pienso en el esfuerzo que realiza nuestro organismo para digerir alimentos que realmente no son aptos para el ser humano.

El karma o energía de las cosas vivas creo esta más relacionado con nuestra forma de sentir y ser...más que en comer...

Un abrazo y te felicito por tu fuerza de voluntad.