19 dic. 2012

La vida y la muerte en Varanasi

Hace unos meses, en mi primer viaje a la India un amigo muy especial dijo de Varanasi: "Es la ciudad para aprender y la ciudad para arder".

Para aprender porque en Varanasi hay nada menos que 5 universidades, entre ellas BHU (Banaras Hindu University), una de las más grandes y prestigiosas universidades de Asia.

Para arder porque Varanasi es la ciudad del mundo en que la vida y la muerte caminan de la mano...

Existen 3 crematorios en la ciudad de Benarés: uno llamado Manikárnika (el crematorio principal), y otro llamado Haris Chandra, donde hay dos crematorios, el tradicional y uno eléctrico para personas que no pueden pagar una cremación tradicional.

Manikarnika Ghat
Hablar de la muerte en Benarés no es hablar de un tabú, sino de una realidad. La muerte es algo tan natural aqui que se puede ver en los crematorios las piras funerarias con el difunto en llamas, mientras los niños están jugando en la misma explanada al beisbol o volando una cometa.

Los turistas caminan por delante o se paran a contemplar el proceso de cremación, aunque no todos ellos son capaces de hacerlo, y algunos simplemente no miran o evitan pasar por allí.

Los crematorios están a orillas del Ganges, donde una vez acabado el fuego se arrojan las cenizas.

El ritual que rodea a la muerte en el hinduismo es bastante complejo. Tras la muerte el cuerpo es lavado y unjido de esencias y perfumes, embalsamado y transportado por las calles con un pequeño cortejo hasta el crematorio. Allí el cabeza de familia (siempre masculino) se rapará el pelo y una vez preparada la pira será él el que prenda fuego.Tras esto se llevan a cabo una serie de celebraciones que duran varios días.

Ofenda de luz en el Ganges
Paso a diario por el crematorio, y he visto varias incineraciones, pero nunca he visto dramatismo en ellas, ni gritos, ni aspavientos... sino naturalidad, aceptación, normalidad...

Dicen que si se muere en Varanasi ya no se sigue con el ciclo de la reencarnación. Muchas personas mayores viajan desde distintos lugares de India para pasar sus últimos días con la esperanza de morir aqui y que sus cenizas vayan al Ganges.

Pero la muerte no es solo una realidad en los crematorios, sino también en la calle. Los animales nacen y mueren constantemente en Benarés: perros, gatos, vacas y demás animales cumplen con su ciclo y mueren pacificamente, sin ser molestados ni alterados por los viandantes que pasan a su lado.

A algunas personas hablar de este tema les puede parecer macabro o espeluznante. Para mi la muerte es simplemente un paso más, un escalón que todos hemos de subir, un viaje al que ninguno escaparemos. Y por eso, vivirla como se vive en Benarés para mi es un gran privilegio.

Amanece en Varanasi...

La vida y la muerte caminan de la mano en Benarés...

2 comentarios:

paloma dijo...

¡¡Qué bonito lo que cuentas sobre la muerte!! Igualito que aquí....
Besos.

Anónimo dijo...

Yo pensaba viajar a india en un futuro..
Pero me parece muy sucio todo!.