29 nov. 2008

El final

Desperté.
Tus manos junto a las mías,
tu cuerpo allí tendido,
tu Alma en el infinito.
Te habías ido.

Te toqué.
Tu piel estaba aún caliente,
tu cuerpo no se movía,
tu corazón no latía.
Sentí el vacío.

Te besé.
Sentí tu piel ya sin vida,
sentí la Paz de tu Alma,
sentí que ya no sufrías.
Todo había terminado.

Y lloré....

29 noviembre 2008

7 comentarios:

luisa dijo...

Gracias Cristina por compartir el Arte de tus palabras, de tu sentir.
Luisa

paloma dijo...

!Que bonita! Me ha gustado mucho estar hoy contigo y con tu hija tan linda. Espero que nos sigamos viendo a menudo. Un fuerte abrazo.

cristina dijo...

Gracias Luisa.

Paloma, yo también he estado muy a gusto. Gracias por la invitación y gracias a Gema y a Jesús (y a Ismael, claro).
Un beso.

Sorina Oprean dijo...

Gracias, Cris.
Una vez, hace 3 años, soñé una frase: "Llora todas tu penas y tristezas y luego vive la vida".
Es verdad, lo he sentido muchas veces.
Pero qué difícil es llorarlo todo, cuánto tiempo lleva y cómo te resistes, por otro lado, a sacarlo todo fuera...

Abrazos cariñosos

marcela dijo...

una manera hermosa de expresar un momento triste

un beso

natalia dijo...

Gracias Cristina.
Un abrazo,
Natalia.

Ketty dijo...

Preciosa la poesía, llena de sentimiento. Gracias
Ketty