22 nov. 2017

A tu lado...

Mientras esté a tu lado puedo pasar horas en trenes con retraso,
Puedo recorrer kilómetros en las montañas sin saber donde llegar
O caminar sin rumbo siguiendo la llamada de la naturaleza.

Mientras esté a tu lado puedo comer lo que me ofrezcas,
Dormir en cualquier angosto o lujoso lugar,
Reír o llorar, hablar o callar,

Porque mientras estoy a tu lado la vida fluye y nosotros con ella.

A tu lado...




Tren a Varanasi, 21 Noviembre 2017

Surya, Ravi

Me llamaste y acudí. Y allí estabas, majestuoso, abriéndote paso entre las nubes y la inmensa montaña, entre el viento.

Tus rayos acariciaron mi piel, mi mirada se fundió contigo y por un momento fuimos UNO.

Me llamaste y acudí, y sentí todo tu poder.

Gracias Surya, Ravi….




Rishikesh 18 noviembre 2017

La poesía

¿Qué es poesía?

Poesía es una flor naciendo en medio de la nada,
Poesía es un tren que se pierde en la distancia,
Poesía son los ojos que me miran con ternura,
Poesía es un loco disfrutando su locura.

Poesía es un niño que ríe con la mirada,
Una anciana que te roza con sus manos sabias,
Un pájaro que vuela, una perra que amamanta.
Poesía lo es todo… y no es nada…





Tren a Hardiwar, 15 noviembre 2017

Madre India

India es una madre. Una gran madre que nos protege, que nos cobija, que nos acoge. Una madre que nos acepta sin juzgar, simplemente por lo que somos: blancos, negros, guapos, feos, ricos, pobres. 

Ella nos ama a todos por igual, porque ante sus ojos todos somos UNO.

India nos da sin pedir nada a cambio, nos envuelve con su magia y su color y nos ayuda a crecer, a sentir, a vivir el momento.

Esa es India, la Gran Madre, mi Gran Madre.





27 agosto 2017, volviendo de Bodhgaya en un bar de carretera.

18 may. 2017

¿Y si cambiamos dos besos por un abrazo?

Son ya casi 5 años los que llevo viviendo en India. Aquí las personas se saludan con el conocido "Namaste", que significa algo así como: mi alma honra a tu alma. No se tocan, simplemente juntan las manos a la altura del pecho e inclinan un poco la cabeza. Hoy en día los más modernos se dan la mano, o la gente con la que tienes más confianza también puede tenderte la mano.


En España el saludo tradicional son los dos besos. Dos besos que se dan cuando llegas, cuando te marchas, cuando ves a la persona aunque la hayas visto el día anterior o hace dos horas. Después de tanto tiempo lejos de este saludo, lo encuentro un tanto frío y, sinceramente, me cuesta cuando estoy en España o con españoles aquí, estar dando dos besos que no siento que conlleven mucho sentimiento...



Así que tengo una propuesta para este año, ¿porque no os cambio los dos besos por abrazos?

Un abrazo es una de las expresiones más bellas de amor. Es una forma de recibir a la persona en tus brazos, cerca de tu corazón, abriéndote completamente a ella. Un abrazo nos reconforta, nos llena de energía, nos hace llegar el amor de la otra persona...



A mi ya no me gustan los dos besos... ¡Ahora quiero abrazos! Yo, este verano, os cambio los besos por abrazos... ¿Trato hecho?

17 may. 2017

Mi primer retiro Vipassana

Aunque siempre me he considerado una persona con poca paciencia, me he dado cuenta de que no lo soy... y de que los grandes eventos en la vida hay veces que se hacen esperar... Todo tiene un porqué...

Hace más de 18 años escuché hablar de una técnica de meditación llegada de la India. Era la meditación Vipassana que se aprendía en unos retiros de 10 días en silencio.  Desde que esta información me llegó muchas veces quise hacer un retiro y aprender la técnica, pero por diversas circunstancias de la vida nunca llegué a hacerlo... hasta mayo del 2017.

La técnica de meditación Vipassana dicen que es el tipo de técnica que Buda utilizó durante su práctica hasta la Iluminación, y después de la Iluminación. Desde la época de Buda (500 AC) hasta el siglo XII DC esta técnica de meditación se utilizó en India, y era enseñada en diferentes escuelas budistas. Pero en el s. XII DC con las invasiones musulmanas en India el budismo desapareció casi por completo, hasta el s. XIX cuando los arqueólogos británicos comenzaron a excavar los lugares sagrados del budismo.



Durante la época del rey Ashoka el Grande (s. IV AC) el budismo se extendió por toda Asia, ya que el rey enviaba emisarios a propagar la filosofía que él tanto amaba y que tanto le había ayudado. Estos emisarios enseñaban en los lugares que visitaban la técnica de meditación Vipassana.

En muchos países esta técnica se mezcló con otras tendencias de meditación, pero fue en Myanmar donde se preservó pura gracias a un linaje de maestros que la fue pasando de maestro a discípulo.

En los años 50 un empresario de familia india nacido en Myanmar aprendió esta técnica de meditación, y a finales de los 60 volvió a India por motivos personales y comenzó a enseñar la técnica en el país de su origen. S.N. Goenka es el referente mundial de la meditación Vipassana. Su labor fue tal que en la actualidad hay más de 200 centros de meditación en todo el mundo que siguen el mismo objetivo: la enseñanza de la técnica tal y como fue en su origen.




Desde el año 1998, cuando escuché sobre el Vipassana por primera vez, muchísimos amigos y conocidos han ido asistiendo a retiros y después cuando hablábamos me decían: "muy bien, merece la pena hacerlo, es toda una experiencia". 


Mi momento llegó. En mayo del 2017 las circunstancias fueron propicias para que por fin pudiera asistir a un retiro Vipassana en Sarnath, cerca de Varanasi, en India.



Llena de ilusión me embarqué en esta experiencia que sin duda ha sido de las más enriquecedoras de mi vida.

Diez días de silencio. Diez horas de meditación al día... ¡Un trabajo muy duro!

Hacer Vipassana no es ir de vacaciones o ir a un retiro de silencio a descasar. Hacer Vipassana es un compromiso de diez días de trabajo con una misma, diez días intensos en los que te vas a encontrar contigo, quieras o no, pues el silencio y la introspección que proporcionan diez horas de meditación diarias hacen que sea inevitable.

La rutina del retiro es muy distinta a nuestra rutina diaria, por lo que hay que adaptarse a levantarse a las 4 de la madrugada, o a tomar un snack a las 5 de la tarde y ya no ingerir nada hasta las 6:30 de la mañana del día siguiente. Pequeñas cosas que hacen que tu mente y tu cuerpo estén en armonía con la técnica que, lleno de amor y compasión, los audios y vídeos de S. N. Goenka te van enseñando día a día.



Hay muchas personas que quieren marcharse a los pocos días. Yo me hubiera quedado otros diez más, en silencio, conmigo misma, aprendiendo a observar, a sentirme, aprendiendo de mi...

Una vez terminado el retiro llega la parte más complicada: la de integrar la meditación en nuestro día a día. La técnica exige una práctica diaria de dos horas, una por la mañana y otra por la noche... ¡Dos horas de meditación al día en nuestras agitadas vidas! Pero estoy dispuesta a intentarlo ya que confío plenamente en los beneficios, pues he vivido en mi misma los resultados en los diez días de mi retiro.

Si quieres hacer un retiro Vipassana, es totalmente aconsejable para todo el mundo, pero... ¡atento! no te vas de vacaciones ni a descansar. Te vas a vivir una experiencia muy intensa, a trabajar contigo, a encontrarte contigo... y si conectas con la practica como yo lo he hecho... a integrarla en tu vida para lograr la Paz Interior.


¡Gracias a S.N. Goenka y a todos los que han hecho posible que la técnica Vipassana siga viva hoy en día, 2500 años después de Buda!





2 feb. 2017

De conejos y gatos

Seguramente todos hemos escuchado alguna vez la expresión: "Que no te den gato por liebre".

Yo solo sabía los motivos culinarios de dicha expresión,  hasta que Snow llegó a nuestras vidas...

Desde pequeña me crié con perros. Mi familia los adoraba y era la típica familia de "perros si, gatos no". Así que nunca me sentí atraída por los felinos hasta que me independicé. Caminando por la calle un niño tenía en brazos a un gatito blanco con los ojos azules que me enamoró: Dalí. Dalí era el gato más listo y cariñoso del mundo; desafortunadamente pronto se fue de mi vida... Dalí fue el primero de un buen número de gatos y gatas que pasaron después por mi vida: Greta, Lenka, Linda, Chiquitito, Gruno, Frida, Totó, Nala, Susi...







Los gatos. Cuando una conoce a los gatos ya no puede dejar de amarles, pues son animales cariñosos, independientes, sinceros, juguetones... ¡son entrañables! Pero... ¿que tienen que ver con los conejos?

Estando en India mi hija quería una mascota, y ante la dificultad de tener un perro o un gato se me ocurrió que un conejo sería una buena opción. De pequeña yo tuve varios conejos salvajes que mi padre traía de sus "peripecias" por el campo, pero nunca duraron mucho tiempo en casa... me pregunto porqué... Así que era bastante inexperta en la convivencia con un conejo; hasta que llegó Snow!



Después de un año viviendo con él, día a día me he dado cuenta de lo similares que son los conejos y los gatos... ¡y eso que dicen que los segundos son grandes depredadores de los primeros! 

¿Similares en que? puede que alguien se pregunte... Estas son mis conclusiones:

- Ambos son independientes: a Snow le encanta estar solo, ya sea en su habitación o en la habitación en la que estemos nosotras. Pasa horas adormilado en su alfombrita, tranquilo, en su paz interior. Solamente cuando le apetece se acerca a que le acariciemos... aunque en esto es un poco más arisco que algunos gatos pues no siempre se deja coger, jajaja.

- Ambos son juguetones: hay momentos en que Snow se pone juguetón. Corretea por la casa esquivando su propia sombra, saltando del sofá al suelo, haciendo requiebros que solo los conejos saben hacer... y después sin más, se vuelve tranquilo a su alfombrita a seguir meditando...

- Ambos son curiosos: a Snow le encanta cotillear todo. Cuando viene alguien a casa se acerca curioso y le lame los pies o las manos. ¡Y siempre está dispuesto a indagar que hay dentro de una caja, o a ver que es ese nuevo objeto que ha entrado en su salón! Nunca pensé que fueran tan curiosos... ¡y es divertido verle investigar!

- Ambos son mimosos: cuando le apetecen mimos se tumba encima de nosotras y espera a que le acariciemos. Su postura preferida es panza abajo... se relaja ¡y solo le falta ronronear!

                        


- Ambos son limpios: siempre había escuchado decir que los conejos eran muy sucios... ¡igual he tenido suerte con Snow! pero desde que llegó cuando estamos en casa está suelto y siempre se va a su cuarto a hacer sus cositas... Apenas una o dos veces al principio se hizo algún pis fuera de lugar.

Eso sí, hay una cosa que diferencia a los conejos de los gatos: ¡se lo comen todo! Los gatos utilizan sus uñas para destrozar sofás, cortinas, telas, etc... ¡y los conejos sus dientes! Ya no quedan sábanas que no tengan el sello de Snow, ¡pero es tan adorable que se le perdona todo!

Me pregunto como sería tener un gato y un conejo juntos... Seguro que si se crían desde pequeños serían grandes amigos, porque los parecidos son increíbles... al menos bajo mi experiencia...

Ahora si... ¡ya no me dan gato por liebre!




14 nov. 2015

Mis nuevos proyectos

Hace tiempo que no escribo en mi blog. Si es verdad que hace unos años fue mi gran compañero de camino, actualmente el tiempo y las circunstancias no me permiten dedicarle tanto tiempo como quisiera.

Desde que dejé la ONG en la que trabajaba en el mes de abril dos nuevos proyectos han llenado mis días. Dos proyectos que han nacido de manera natural, del corazón. Dos proyectos que estoy tratando de sacar adelante con la ayuda de grandes personas y de muchos amigos y amigas.

Uno de ellos es la agencia de viajes Sangha Services. Además de otros servicios como paseos guiados por la ciudad de Benarés y viajes a la carta, la estrella de esta agencia es nuestro "Viaje de conocimiento de la cultura india". Un viaje que ha sido creado con mucho cariño y que pretende mostrar a todas aquellas personas que lo realicen toda la belleza de este mágico país en el que tengo la fortuna de vivir desde hace ya más de 3 años.

Ahora tenemos una página web: PINCHA PARA VER LA WEB y en ella, además de nuestros servicios podréis ver las fotos del anterior viaje que hicimos en Agosto, y una sección llamada "Sangha en los medios" con todas las entrevistas que, por suerte, me han hecho en los últimos dos meses.

Además estoy escribiendo algún artículo para la revista "Aire", y de vez en cuando para "Yoga en Red".

Sacar adelante un negocio no es sencillo, pero estoy contenta de intentarlo y de hacer lo que me gusta...



Pero además, como me considero trabajadora social de vocación, no he podido dejar de lado mi sueño de crear una ONG en India. Y ese sueño se llama SWAWALAMBI.

Ya hemos empezado a trabajar, y estamos recaudando fondos para una familia de Benarés que quiere abrir un restaurante. Si quieres conocer mejor su historia puedes leer nuestro blog (aún no tenemos la página web disponible): SWAWALAMBI BLOG

Nuestro modo de sacar adelante los proyectos es a través de donaciones privadas, y con el fin de recaudar fondos hemos abierto un grupo en una plataforma social que se llama Teaming. La idea es que la gente aporte 1 euro al mes para alguna causa social, y de este modo, si se consiguen 500 personas se recaudan ... ¡500 euros! mucho dinero para India sin mucho esfuerzo por parte de nadie.

Si quieres unirte a nuestro grupo de Teaming, es muy sencillo. Solo tienes que ir al enlace y rellenar tus datos personales.

SWAWALAMBI EN TEAMING

Ruksana y su familia, primeros beneficiarios de Swawalambi


¡Como veis no paro! Estoy metida de lleno en sacar adelante estos dos proyectos que me llenan de alegría, pues han nacido del corazón sin muchas intenciones pero como mucho amor.

Y como siempre cuando se comienza una andadura, aunque haya obstáculos hay que seguir caminando. Así que sigo caminando...