27 dic. 2008

Reflexión

La vida y la muerte caminan juntas. Solo cuando experimentamos la pérdida de una persona amada nos damos cuenta de lo que teníamos cuando esa persona estaba a nuestro lado, y tomamos mayor conciencia de la temporalidad de las cosas.
Creo que después de una pérdida entendemos la vida de otra manera. Es el gran "regalo" que nos hace la persona que nos deja, el ayudarnos a crecer, a valorar las cosas de otro modo, a apreciar aquello que tenemos por pequeño que parezca.
He aprendido que el tiempo hay que disfrutarlo. A menudo cuando estamos en una relación, perdemos demasiado tiempo en pequeñas discusiones, enfados, regañinas de un día a día que se convierten en "montañas" cuando ya no tienes a esa persona a tu lado. Damos por echo que estaremos siempre juntos, que envejeceremos junto a esa persona, o que la veremos crecer y moriremos antes que ella (en el caso de los hijos). Pero muchas veces el destino tiene preparados otros planes...
Por eso quiero deciros a todas/os que tratéis de amar de verdad a vuestros seres queridos, de no discutir por vanalidades, de aprovechar el tiempo que esta vida tan pasajera os permita vivir juntos.
En "El libro tibetano de la vida y la muerte" dice que para vivir plenamente en esta vida tendríamos que ser conscientes a cada segundo de la muerte. Eso no significa vivir asustados, sino vivir el momento ya que al momento siguiente puede que ya no estemos. Ahora sé por propia experiencia que eso es así.
Amaros de corazón porque después... ya no hay vuelta atrás...

... y el dolor...

Siguiendo con el libro de "Sobre el duelo y el dolor", voy a transcribir algunas otras citas que me han ayudado o con las que me siento identificada en este momento.

" Una persona jóven afronta el duelo por un ser querido de manera diferente a como lo hace una persona mayor, por muchos motivos: el hecho de tener más vida por delante, tener que volver al colegio, al trabajo y, a lo mejor, a cuidar a los hijos propios. La gente jóven tiene que salir de nuevo al mundo porque ellos aún tienen vidas que construir y experiencias que vivir".
"A menudo pensamos que , en los cumpleaños, vacaciones y demás fechas señaladas, nuestros hijos no piensan en los seres queridos muertos. Pero lo hacen, aunque parezca que están bien".
"Un niño que experimenta la muerte de un ser querido pierde la inocencia con rapidez. Aprende a que en la vida no hay nada seguro, y ello le hace sentir que no puede contar con nada".
"Te sentirás como si nunca más pudieras volver a vivir, creerás que tu vida nunca será igual y tu tampoco. Pero en los próximos años, descubrirás formas de vivir con tus pérdidas".
"La culpa es la ira al revés, algo que surge cuando violamos nuestro sistema de creencias o aquél en el que nos educaron".
"Incluso si ha habido múltiples avisos y nos hemos podido "preparar", la muerte es un suceso increiblemente difícil".
"Cada duelo tiene su forma, tan distinta y única como la persona que hemos perdido. El dolor de la pérdida es tan intenso y rompe tanto el corazón, porque cuando amamos nos conectamos profundamente con otro ser humano, y el duelo es el reflejo de la conexión que se ha perdido. Pensamos que podemos evitar la pena, pero en realidad lo que queremos evitar es el dolor del duelo. El duelo es el proceso de curación que finalmente nos aportará el alivio a nuestro dolor".
"Según C.S. Lewis: el dolor del ahora es parte de la felicidad de antes".
"Negar la pérdida es negar el amor".
"El duelo es una fase necesaria para pasar de la muerte a la vida".
"En el duelo, al igual que en la muerte, hay una transformación hacia la vida. Si no te das tiempo para llorar la muerte, no podrás encontrar un futuro en el que la pérdida se recuerde y se honre sin dolor".
"Las mariposas son un simbolo de transformación, no se muerte sino de vida que continúa, no importa de qué forma".
"Lo que he enseñado en mi vida acerca del duelo no es tan importante como lo que he aprendido: áquellos a quienes hemos amado y que nos han querido siempre vivirán en nuestros corazones y en nuestras mentes. Mientras prosigues tu viaje, has de saber que eres más rico y más fuerte, y que ahora te conoces mejor".
"El duelo es la intensa respuesta emocional al dolor de una pérdida. Es el reflejo de una conexión que se ha roto. Más aún, el duelo es un viaje emocional, espiritual y psicológico a la curación".
"El duelo posee el poder de curar".

A todas/os los que hayáis sufrido una pérdida de un ser querido os recomiendo la lectura de este libro. Ayuda a entender el proceso por el que pasas cuando pierdes a una persona que amas, ayuda a seguir adelante sin miedo a sufrir.

Ayuda, en definitiva, a crecer dentro del dolor de la pérdida.

22 dic. 2008

Sobre el duelo...

Como bien sabéis, en estos momentos de supuesta alegría por la Navidad, el cambio de año y los Reyes Magos, yo vivo un duelo por la pérdida de mi amor, un duelo más difícil, si cabe, acercándose estas fechas.

Mis lecturas ahora mismo hacen referencia a ese proceso por el que estoy pasando.

Empecé leyendo, junto con Páris, "El libro tibetano de la vida y la muerte" de Sogyal Rimpoché. Este libro nos ayudó mucho en los últimos momentos. Es un libro de gran profundidad y reflexión acerca de la muerte, la vida, la reencarnación.
Ahora estoy leyendo el libro de Elisabeth Külber-Ross y David Kessler "Sobre el duelo y el dolor", y me está ayudando también mucho. Me está ayudando a entender el proceso por el que estoy pasando, a entender mis sentimientos, a sentirme identificada con personas que han pasado por el mismo proceso por el que estoy pasando yo.
Quiero transcribir algunas citas de este libro que me han llegado especialmente:
El duelo pasa por 5 etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.
"No hay una única forma correcta de realizar el proceso del duelo ni un plazo de tiempo adecuado para hacerlo".
"Cuando el alma toma plena consciencia de la pérdida, cuando nos damos cuenta de que nuestro ser querido no logró recuperarse esta vez y no va a volver, es normal deprimirse".
"En el duelo, la depresión es un recurso de la naturaleza para protegernos. Bloquea el sistema nervioso para que podamos adaptarnos a algo que sentimos que no podemos superar".
"Hay que dejar que los dolientes experimenten esta pena, y éstos se sentirán muy agradecidos con aquellos que puedan sentarse con ellos sin decirles que no estén tristes".
"La curación se refleja en las acciones de recordar, recomponerse y reorganizarse".
"De una extraña forma, a medida que avanzamos en el duelo, la curación nos acerca a la persona que amábamos... Aprendemos a vivir con el ser querido que hemos perdido".
"De forma gradual y cada cual a su ritmo, se puede empezar a sentir algo de paz frente a lo que ha pasado".
"Podemos pasar de sentirnos bien a hundirnos en cuestión de minutos y sin aviso previo. Podemos sufrir cambios de humor difíciles de comprender para quienes nos rodean, porque ni siquiera los entendemos nosotros. En un momento estamos bien y, al siguiente, rompemos a llorar. Así funciona el duelo".
"A menudo los sueños de hoy son las lamentaciones de mañana, y es posible que no todo lo que deseamos llegue a hacerse realidad".
"Las lágrimas no lloradas se encargan de hacer más profundo el pozo de la tristeza".
"Las lágrimas no lloradas no desaparecen; su tristeza permanece en el cuerpo y el alma".
"Tu ser querido todavía existe. En el largo camino que ahora recorres a solas, dispones de compañeros de viaje invisibles".
"Contar la historia con frecuencia y detalles es básico para el proceso del duelo. Tienes que sacarlo todo. Hay que sentir la pena para poder curarse. La pena compartida es menos pena".
"Somos responsables de nuestra salud, pero no somos culpables de nuestras enfermedades".
"Sentirse aislado después de una pérdida es algo normal, previsible y saludable".
"Una de las mayores injusticias que podemos cometer contra un amigo es intentar alejarlo de su duelo antes de estar preparado... Solo tú sabrás cuándo la pérdida ha pasado a formar parte de ti, y ese será el momento de salir al mundo y reincorporarte a él.".
"Si sientes la presencia de tu ser querido, no lo dudes, todavía existe. El nacimiento no es el principio, ni la muerte el final; son simples puntos en un continuo".
"¿Por qué no encontramos nada extraño en hablarle a un niño antes de que nazca, pero si hablamos con los muertos la gente puede pensar que estamos locos?".
"El duelo es la parte externa de la pérdida. Son las acciones, los rituales y las costumbres que llevamos a cabo. La pena es la parte interna de la pérdida, cómo nos sentimos".
"Hace un año o más eras una persona diferente. La persona que eras ha cambiado para siempre. Una parte de tu viejo "tú" murió con tu ser querido. Y una parte de tu ser querido vive en tu nuevo "tú".
"Tanto si han pasado cuatro años como cuatro meses, es complicado volver a tener relaciones sexuales".
"Hazlo lo mejor que puedas y eso bastará. Asegúrate de pasar tiempo a solas, si lo necesitas, y pide que te hagan compañía, si lo necesitas. Llora todo lo que puedas y quieras".
"La muerte es un factor que cambia todos nuestro puntos de vista, porque nos vemos obligados a evaluar nuestro valor y lo que, en última instancia, importa en la vida".
Y así, a través del dolor, voy creciendo un poco más día a día.
Seguirá...

18 dic. 2008

SUEÑOS

Siempre que sueño contigo quisiera no despertar,
Poder quedarme a tu lado por toda la eternidad,
Ver tu rostro, tu sonrisa, tu mirada, poderte tocar,
Sentir lo que no es posible viviendo esta realidad.

Siempre que sueño contigo quisiera soñar aún más,
No regresar al vacío, volver a la soledad.

Quisiera soñar contigo y no tener que despertar.

18 diciembre 2008

REALIDAD

Tu ya no estaás a mi lado,
Sé que nunca volverás
Pero ¿Por qué te has marchado?
¿Por qué tan pronto, sin más?

Pasan los días despacio,
Pasan las horas, se van.
El vacío que has dejado
No se volverá a llenar.

Te he amado, me has amado,
Eso siempre quedará
Por eso aunque te hayas marchado
Mi alma no te olvidará.

Te echo de menos, te extraño,
Te busco y tu ya no estás
Y entiendo que te has marchado
Para no volver jamás.

10 diciembre 2008

7 dic. 2008

Ser vegetariana

Últimamente está surgiendo con varios amigos y amigas la conversación sobre el porqué soy vegetariana.

Dejé de comer carne en el año 99. En un principio los motivos que me llevaron a ir suprimiendo la carne fueron de salud: la cantidad de hormonas y demás que inyectan a los animales y que después pasan a nuestro organismo, así como las toxinas que segrega un animal antes de morir y que también pasan después a nosotros. Sentía esas toxinas y hormonas como una carga en mi energía, así que empecé a dejar de comprar carne, pero la comía de forma esporádica si salía de casa y surgía.

Un tiempo más tarde, la reflexión fue más allá. La verdad es que me sentía muy bien sin comer carne (aunque al principio fue difícil dejar de tomar jamón serrano o filetes de pollo), me sentía más "limpia" por dentro, y cada vez que tomaba carne pensaba en el karma, la reencarnación, el sufrimiento del animal... Así que decidí que no quería comer más.

Después de dejar la carne vino el pescado ¿Por qué el pez es menos que la vaca? Ellos también sufren al morir. Así que dejé de tomar pescado.

Cuando conocí a Paris él ya era vegetariano, aunque sí tomaba pescado. Al cabo de un tiempo de empezar nuestra relación, él también decidió dejarlo.

Al hablar del vegetarianismo, mucha gente pregunta: ¿es que una lechuga no sufre? Pues si, claro que sufre. Pero desde mi forma de entender la vida, en la escala evolutiva los vegetales están un peldaño por debajo de los animales; es decir, creo que una lechuga no sufre lo mismo que puede sufrir un cerdo cuando le están matando. Sé que los vegetales también "sufren", pero de algo me tengo que alimentar, y creo que de este modo el sufrimiento que genero y el karma que creo es menor.

Alimentándome como lo hago me siento bien. Me encuentro sana, me encuentro fuerte, y tengo mi conciencia tranquila.

Aún tomamos huevos, ya que de pequeña Ananda tuvo un problema con la vitamina B12 y el huevo es una de las únicas fuentes (aparte de la carne y el pescado) de donde puede salir. Digamos que el huevo es "mi asignatura pendiente".

Cada uno ha de seguir su camino, de elegir aquello con lo que sienta que está en Paz consigo mismo y con su entorno: a mi el ser vegetariana me hace sentirme en Paz, me hace ver de un modo diferente al resto de los seres del Universo, sentir más Amor hacia ellos, más respeto. Creo que ahora soy más consciente del sufrimiento ajeno.

La alimentación es una parte fundamental en nuestras vidas, quizá la más importante. Sin comer es casi imposible vivir (y digo casi porque hay personas que durante algún tiempo se han logrado alimentar de prana). Como se suele decir, creo que muy acertadamente: SOMOS LO QUE COMEMOS. Si comemos animales que han sufrido tanto al morir ¿qué seremos?. Si comemos toxinas y hormonas creadas en laboratorios ¿qué seremos?

Como he dicho, en mi caso no se trata ya de salud, sino de energía. Todos hemos de morir (yo tengo el mejor ejemplo en casa), pero la diferencia para mí está en la energía que nos llevamos al morir, y el karma que arrastraremos después.

Por todo esto, y puede que algo más, no como carne ni pescado. Y me siento bien así.

He encontrado este enlace. Se llama: Ser vegetariano, el primer paso. Quizá a alguien le pueda interesar...

Un mes

Hoy hace un mes que te fuiste
hace un mes que te perdí,
ahora mi vida ha cambiado,
ya no es lo mismo sin ti.

Echo en falta tus caricias,
echo de menos tu olor,
echo en falta tu presencia,
echo de menos tu amor.

Los recuerdos me hacen daño,
tu imágen me hace llorar.
Hoy hace un mes que te fuiste,
solo tiempo, nada más.

7 diciembre 2008

6 dic. 2008

Destino

Marchar era tu destino,
el mio quedarme aqui.

Liberarte tu Camino,
el mio... seguir sin ti.

5 dic. 2008